You are currently browsing the tag archive for the ‘viaje’ tag.

¿Te faltan razones para conocer Valencia? Mi consejo de viaje es que si no la conoces ya, ve buscando un hotel en Valencia con las muchas ofertas que encontrarás.

El mar y la ciudad son compatibles y complementarios. El verde de la huerta valenciana convive pacíficamente junto al urbanismo moderno. La ciudad tiene día y noche para ofrecerte. Y te quedarán ganas de descubrir más de la capital del Turia.

La ciudad de las Artes y las Ciencias o el Museo Príncipe Felipe son atractivos suficientes para mantenerte activo, ocupado y maravillado por varios días.

El Museo de Ciencias Príncipe Felipe abre todos los días de 10 a 19 horas hasta finales de junio. En verano extiende su horario hasta las 21 horas. Si viajas durante julio, agosto y hasta el 12 de septiembre tendrás mas tiempo para recorrerlo.

El Oceanografic tiene un horario de apertura particular. Abre de domingo a viernes de 10 a 18 horas y los sábados hasta las 20 horas. Aquí tenemos un horario especial de temporada media (del 14 de junio al 15 de julio y del 01 de septiembre al 10 de septiembre) en que permanece abierto hasta las 20 horas todos los días.

Y durante las vacaciones (del 16 de julio al 31 de agosto) tenemos la oportunidad de disfrutar de esta maravilla arquitectónica y científica hasta medianoche.

Valencia es tradición y modernidad. La Ciudad de la Ciencias y las Artes está a un paso de muchos hoteles en Valencia que te permitirán conocerla en profundidad.

Una ruta por La Rioja debería incluir el paso por Logroño, Haro, Santo Domingo de la Calzada, San Millán de Cogolla, Arnedillo, Arnedo o Calahorra.

Así, su inmenso patrimonio natural y cultural nos mantendrá en los caminos bien atentos. Y como recompensa, una de las cocinas más sabrosas de España.

Si vas a alojarte en un hotel en Logroño, recorrerás sin dudas la calle Portales, su principal arteria que fuera escenario de la película “Calle Mayor”. El Palacio de los Chapiteles (Ayuntamiento Viejo), la Plaza del Mercado, la concatedral de Santa María de La Redonda están aquí. Merece la pena llegarse también hasta el Ayuntamiento Nuevo, una obra maestra de arquitectura moderna que lleva la firma del arquitecto Rafael Moneo.

El Ebro es protagonista de la tierra riojana, y en Logroño lo vemos desde el legendario puente de piedra, o desde las murallas de Revellín. Si buscamos el contacto con la vida cotidiana, nada como pasearse por el Mercado de San Blas, dentro de un edificio modernista.

Y cuando llegue la hora, la calle Laurel, incluyendo esta calle, y las de San Agustín y Albornoz, tendremos más de 60 tascas para elegir donde disfrutar de la buena mesa en Logroño: tostas de boletus y jamón, champiñones de Soriano, bocatinas de anchoas y boquerones con pimiento verde, carne asada con salsa de vino, etc.

Y si te queda tiempo, antes de salir de la ciudad para recorrer la comarca del vino, no dejes de visitar el Museo Würth, dentro de un hermoso edificio industrial en el polígono El Sequero de Agoncillo.