You are currently browsing the tag archive for the ‘Música’ tag.

Hace dos años me topé con esta foto en algún  cartel de la ciudad mexicana León, Guanajuato. Se trataba de la argentina Juana Molina, que daría una presentación (si no mal recuerdo en julio de 2008).

El pasado de Juana Molina está entre el buen humor, y las secuelas de su etapa como humorista denota en su música. Como la canción titulada El perro, que seduce con su altiveza sonora y divierte a todo el que la escucha.

Recordé a Juana Molina porque el pasado martes asistí a un concierto, en el Teatro Haagen Dasz Calderón, que dio el maravilloso guitarrista Robert Fripp junto con el inglés Theo Travis presentando su último trabajo: Thread, donde unas geniales atmósferas terminaron por conmocionar a todos los presentes, así como me emocionó Juana Molina en un momento. Si lo desean aquí pueden escuchar un extracto de Uh! de la artista, disfrútenlo mucho, hasta pronto.

Flamingos in the ‘Palais Rose’ in Vésinet, Giovanni Boldini.

En la entrada de hoy:
Flamingos, música y pintura.

“Giovanni Boldini encarna el genio vibrante y facil, la maestria puesta siempre mejor al servicio del placer de los sentidos, El artista de la decadencia extrema dotado de varias de las cualidades que fueron ignoradas por los maestros italianos de las grandes épocas”

Blanche, 1931
¿Qué tendrán en común Eric Truffaz y Giovanni Boldini?
A primera vista, nada.
Sin embargo los dos hicieron,  cada cual con su arte, un tributo a los Flamingos. Esto es nomás un pretexto para mostrarles la pintura de Boldini y la maravillosa pieza jazzística de Truffaz, les recomiendo, no dejen de escucharla.



Canción que refleja el sentimiento de Soledad

“La música es el arte más directo, entra por el oído y va al corazón.” (Magdalena Martínez)

La música es un elemento que es parte del lenguaje expresivo, y al ejecutar un instrumento, ya sea el violín, el violoncelo, el piano, la guitarra, la batería, el arpa permiten al ser humano contar con un lenguaje de comunicación que es universal.

En el sitio Psiquiatría, se ha publicado un estudio mediante el cual se probó la hipótesis de que la música excitante produce un incremento en el estado de ansiedad.

Ya desde los principios de la historia humana se pueden rastrear menciones a que la música afecta el estado de ánimo. Fueron los griegos los primeros en sistematizar el efecto de la música sobre la conducta humana. Decían que podía aliviar a los deprimidos y detener a los violentos. Por ello hoy en día se utiliza como remedio la musicoterapia.

Todos, en algún momento, nos hemos emocionado al escuchar alguna canción y, por lo tanto, a partir de esta experiencia, compartimos con la mayoría de las personas la antigua y extendida idea de que la música tiene una capacidad extraordinaria de evocar y expresar nuestras emociones más profundas. De hecho, los efectos emocionales de la música son centrales para que disfrutemos de ella. Esta capacidad es particularmente intrigante porque, a diferencia de la mayoría de los otros estímulos que evocan nuestras emociones, tales como el olor, el gusto o la expresión facial, la música en sí no tiene ningún valor biológico o de supervivencia intrínseco que sea obvio.

El hecho de que la música, tal y cómo lo demuestran numerosos estudios, active estructuras del cerebro que igualmente se activan en otros estados de euforia inducidos por estímulos tales cómo el alimento, el sexo y el abuso de drogas, implica que la estimulación musical se relaciona con estímulos biológicamente muy relevantes para la supervivencia, dada su convergencia con los circuitos del cerebro implicados en el placer y la recompensa.

Finalmente,  la capacidad de la música para inducir placer intenso y estimular los , la Capacidad de la Música para inducir Placer Intenso estimular y Los sistemas endógenos de la recompensa, los que sugiere que, aunque la música puede no ser imprescindible para la supervivencia de la especie humana, puede, de hecho, poseer un beneficio biológico muy significativo, y generalmente subestimado, en cuanto a su potencial para influir en nuestras emociones y nuestra conducta y, por lo tanto, contribuir a nuestro bienestar mental y físico.


Su cabello me recuerda siempre a Janis Joplin, un poco más por la que fue su nariz.
Se me viene de pronto a la cabeza un video, donde se contorneaba suavemente al inicio de “De cara a la pared”. Hace tanto que no la oía, y precisamente ayer di con una noticia de enero, el fallecimiento a los 37 años de Lhasa. Lamentable.

Aquí su versión en vivo de La Llorona.