You are currently browsing the tag archive for the ‘Depresión’ tag.

Canción que refleja el sentimiento de Soledad

“La música es el arte más directo, entra por el oído y va al corazón.” (Magdalena Martínez)

La música es un elemento que es parte del lenguaje expresivo, y al ejecutar un instrumento, ya sea el violín, el violoncelo, el piano, la guitarra, la batería, el arpa permiten al ser humano contar con un lenguaje de comunicación que es universal.

En el sitio Psiquiatría, se ha publicado un estudio mediante el cual se probó la hipótesis de que la música excitante produce un incremento en el estado de ansiedad.

Ya desde los principios de la historia humana se pueden rastrear menciones a que la música afecta el estado de ánimo. Fueron los griegos los primeros en sistematizar el efecto de la música sobre la conducta humana. Decían que podía aliviar a los deprimidos y detener a los violentos. Por ello hoy en día se utiliza como remedio la musicoterapia.

Todos, en algún momento, nos hemos emocionado al escuchar alguna canción y, por lo tanto, a partir de esta experiencia, compartimos con la mayoría de las personas la antigua y extendida idea de que la música tiene una capacidad extraordinaria de evocar y expresar nuestras emociones más profundas. De hecho, los efectos emocionales de la música son centrales para que disfrutemos de ella. Esta capacidad es particularmente intrigante porque, a diferencia de la mayoría de los otros estímulos que evocan nuestras emociones, tales como el olor, el gusto o la expresión facial, la música en sí no tiene ningún valor biológico o de supervivencia intrínseco que sea obvio.

El hecho de que la música, tal y cómo lo demuestran numerosos estudios, active estructuras del cerebro que igualmente se activan en otros estados de euforia inducidos por estímulos tales cómo el alimento, el sexo y el abuso de drogas, implica que la estimulación musical se relaciona con estímulos biológicamente muy relevantes para la supervivencia, dada su convergencia con los circuitos del cerebro implicados en el placer y la recompensa.

Finalmente,  la capacidad de la música para inducir placer intenso y estimular los , la Capacidad de la Música para inducir Placer Intenso estimular y Los sistemas endógenos de la recompensa, los que sugiere que, aunque la música puede no ser imprescindible para la supervivencia de la especie humana, puede, de hecho, poseer un beneficio biológico muy significativo, y generalmente subestimado, en cuanto a su potencial para influir en nuestras emociones y nuestra conducta y, por lo tanto, contribuir a nuestro bienestar mental y físico.

La salud y la enfermedad reflejan la interacción entre el ser humano y el entorno. Las modificaciones en el medio en el que vivimos los humanos comportan alteraciones de las funciones del organismo y la producción de enfermedades. La velocidad de cambio social y nuestra biología pueden acentuar este desajuste, pero si a éste hecho le juntamos un entorno donde encontramos grandes desigualdades sociales y económicas, grandes aglomeraciones urbanas, pésimas condiciones laborales, bolsas de pobreza severas y otras situaciones muy estresantes y sostenidas, podemos entender mejor cómo la salud mental vaya deteriorándose y genere procesos de ansiedad y depresión cada vez más extendidos en las sociedades desarrolladas y en las que están en proceso de desarrollo, como ponen de manifiesto la OMS y diversos trabajos de investigación.

El estrés, palabra que es utilizada de forma masiva y en muchos casos incorrectamente, es un micromecanismo explicativo donde convergen determinados elementos propios de las ciencias biológicas y de las ciencias sociales.

El estrés seria la respuesta por parte de nuestro organismo para reestablecer el equilibrio de nuestro cuerpo (homeostasis) que puede ser alterado por diversas circunstancias.

Los problemas los tendríamos por el hecho de que como seres sofisticados cognitivamente somos capaces de generar hormonas (glucocorticoides) de forma crónica a causa de este estrés psicológico y social continuado.

La subordinación social permanente e involuntaria llevaría a sentirse estresado de forma crónica, lo que daría lugar a una respuesta de estrés hiperactiva y que a la vez conduciría a enfermedades asociadas al estrés. Cuando se pasa de un estado agudo (ansiedad) a un estado de alarma continua y se hace crónico y habitual, comporta determinados procesos más graves como la depresión.

Leer el resto de esta entrada »

Uno de los efectos de la crisis económica no muy publicitado, es el de las graves repercusiones que tendrá en la salud de las personas y más concretamente en la salud mental. Algunas de las noticias aparecidas en torno a esta cuestión, y las investigaciones en curso tienen que hacernos reflexionar y tomar medidas sobre la magnitud de este creciente problema en nuestras sociedades.

Actualmente y con los datos disponibles podemos decir sin riesgo a equivocarnos que las consecuencias de la crisis económica afectarán gravemente a las personas con patologías mentales severas, y si ya en épocas de crecimiento económico tenían dificultades importantes para entrar en el mercado laboral, ahora pueden quedar literalmente excluidas.

Se espera que la depresión sea la primera o segunda causa de enfermedad durante el año 2020 en el mundo desarrollado.Otro efecto de la crisis y no de poca importancia serán las problemáticas muy serias de salud mental derivadas de quedarse en el paro o por graves problemas económicos.

Algunos datos anteriores a la crisis económica, son El periódico La Vanguardia,que ya desde el día 16 de septiembre del 2007, que alertaba de que uno de cada cuatro europeos (28% mujeres, 21% hombres) padecerá de algún trastorno mental en su vida. Fundamentalmente, depresión y ansiedad. El mismo diario casi 2 años después, el 14 de abril del 2009, publicaba que el 30% de las consultas al CAP son por motivos de salud mental: un 10% por depresión, un 7% por ansiedad, un 6,6% por fobias, un 3,5% por crisis de pánico y el 3,2% por abusos de substancias.

Leer el resto de esta entrada »

Como no es nueva, no llama la atención, no es noticia. Nos hemos hecho a ella, sobre todo, se han hecho a ella quienes la sufren como a algo normal, diario, irrelevante entre los problemas del hombre. Pero hay una crisis de soledad, como hay una crisis de afecto, como hay una crisis de desprecio a muchos valores; sin embargo, la crisis económica es la más escandalosa porque nos da donde más nos duele, que es la cartera.

El problema económico o de economizar, es el uso eficaz de los recursos limitados para satisfacer las aspiraciones ilimitadas de la sociedad. Tras verificar que las aspiraciones son ilimitadas e inventariar los recursos existentes, se estudia el problema económico con ayuda de la curva de posibilidades de producción, que demuestra que es necesario elegir y que la economía solamente puede crecer si los recursos se utilizan e incrementan eficazmente. Tanto materialmente como emocionalmente.

Existe una relación directa entre la economía y la salud de las personas, hasta el punto de que una de las consecuencias de esta crisis económica ha sido el incremento en un 25% en el número de suicidios y en un 15% el de nuevos casos psiquiátricos.

Leer el resto de esta entrada »

En España muere más gente por suicidio que en accidentes de tráfico.

Uno de los síntomas de la soledad, es la depresión, y se estima que por ella, un millón de personas se quita la vida, lo que representa un suicidio cada 40 segundos,en todo el mundo. Una cifra que supera las defunciones registradas en algunos conflictos bélicos.

En la actualidad la distimia o humor perturbado, es uno de los trastornos más frecuentes entre la población y se caracteriza principalmente por la dificultad de la persona para disfrutar de las cosas positivas de la vida o para considerarse plenamente feliz.

El suicidio es un fenómeno complejo que atrae la atención de muchos pensadores. Platón (Fedón), Aristóteles (Ética a Nicómaco), Santo Tomás de Aquino (Suma Teológica), Hume (Sobre el suicidio), Schopenhauer (Sobre la felicidad), que dijo que nuestras habilidades sociales son tales para no sentirnos solos, tenemos miedo, y éste a la indiferencia, al abandono, a la soledad y a la marginación es muy grande; o Cioran (Del inconveniente de haber nacido), Nietzsche que expresa que el apoyo social es escaso y, de esta manera, la persona debe ser, como dijo, “fuerte en la soledad, solidario en la manada”. Son algunas de las referencias.

El suicidio está hondamente relacionado con la ausencia de sentido. En esta desahuciada situación se genera la llamada neurosis noógena o vació existencial, donde la persona experimenta la sensación de que no puede controlar su propia vida y de que nada puede hacerse para cambiar el estado de las cosas. Este trastorno genera una frustración espiritual-existencial que deriva en el suicidio.  El sufrimiento es propio del ser humano y tiene que ver irrevocablemente con el sentido de la vida que tenga una persona, pues la esencia del sufrimiento consiste en determinada desintegración del ser, incluyendo el pasado, el futuro, el sentido de la vida, los proyectos y las creencias.

Leer el resto de esta entrada »