El momento más esperado es la Cremá de la noche del 24 a las 24:00, desde el castillo de Santa Bárbara en el monte Benacantil, se levantan los fuegos artificiales de color blanco para señalar el momento en que pueden encenderse las docenas de hogueras que se han estado preparando por las calles de la ciudad. La oficial se prende en la plaza del Ayuntamiento.

Los más jóvenes protagonizan la banyá, un reto a los bomberos para que éstos les refresquen del calor con las mangueras. Como dice el himno de las fiestas, “a la luz de las hogueras se abanican las palmeras”.

Una fiesta llena de color y calor que no debes perderte. Encontrarás seguramente una oferta de hotel en Alicante que permita que la vivas a pleno.

Anuncios