Para profundizar el conocimiento sobre la cultura de un país, es fundamental conocer a su comida!! A través de este hecho no sólo se incrementa el paladar sino que se entiende mejor los costumbres, gustos y tradiciones de una población. Es un reflejo en un contexto histórico socio cultural, puesto que también reflete la historia y economía del país.

En Brasil, desde la época de la colonización y esclavitud, los locales tenían que buscar la comida para sobrevivir. Los señores feudales, por otro lado, también tenían interés en alimentarlos pues estos valían dinero y representaban el trabajo de sus haciendas y propiedades, así que básicamente eran un índice de la economía de la época. La manera encontrada era la mezcla de ingredientes de sustento, como frijoles, harina y maíz, combinados con carnes de mala calidad, como la del cerdo, incluso sus partes más dudosas, como la oreja, rodilla, lengua, etc. A pesar de no haber registros científicos, así nació la leyenda de la feijoada, un plato más que típico brasileño, a lo que seguramente se fue primoreando y hoy, por más irónico que parezca, es algo de lujo en el país!!

Así como la pizza en Italia, que era una comida de la gente de baja clase social, son los pobres que suelen inventar comidas y tradiciones. Los judíos en el desierto también se alimentaban de pan sin harina, la llamada Matza.

En relación a la cultura brasileña, también se pode destacar otros platos típicos, que son resultados de una mezcla de ingredientes europeos y pueblos indígenas y africanos.

En el norte del país, donde hay una abundancia de playas, se basaban en conocimientos indígenas y de pesca para el uso alimentar. Ingredientes exóticos, como carne de caimán y frutos de la amazonia eran esenciales. El consumo del alcohol también fue desarrollado mientras los trabajadores tenían que hacer sus actividades, que originó la famosa cachaça, hecha de caña de azúcar y protagonista de buenas copas, como la caipirinha. La comida nordestina fue fuertemente influenciada por las condiciones geográficas, repleta de ingredientes vegetales y pescados.

Al sur del país, en Sao Paulo, que actualmente es la mayor y más importante capital de Latinoamérica, la comida es rápida y económica. Hay diversas opciones, de los más variados precios, y lo más conocido es el menú “ejecutivo”, mientras el horario de descanso de la comida, hecho a base de arroz, frijoles ternera y huevo frito. Una curiosidad sobre la diferencia entre la comida brasileña y la española es que en España se suele acompañar todo con pan, y en Brasil todavía la principal guarnición es el arroz blanco, lo comemos con todo!

En Rio de Janeiro, la ciudad de la belleza y cuerpos bonitos, se valora mucho el cuidado con la salud, resultando en una comida más sana y natural. El más típico que hay en Rio es el açai: una fruta de origen amazónica a lo cual se extrae su pulpa y se congela para obtener consistencia. Es servido frío y con plátano y cereales. ¡Muy rico!

Los restaurantes son un capítulo aparte y una verdadera experiencia de vida. Se valora mucho la gran cantidad y por eso se creó un sistema nacionalmente conocido llamado el  rodízio, que se aplica a cualquier tipo de comida, desde la típica brasileña, hacia la japonesa con sushis y la italiana con pizzas.

El rodizio tradicional es de 100% carne. Se llega en el sitio  y a parte del rico buffet ofrecido, se sirve a la mesa más de 30 tipos de carnes y cortes, con mucho tempero y casi siempre roja y poco hecha.   

Aquí en Madrid existen muchos restaurantes brasileños a los cuales la principal actividad es el rodizio, tanto para los brasileños que o echan de menos, así como para los españoles que quieren conocer o todavía ya lo conocen. Una buena opción y cerca de la Universidad es el Brasa y Leña (www.brasaylena.com) , una cadena brasileña muy fiel a sus raíces.

 Para complementar la visión de un extranjero sobre la comida brasileña y el rodízio, sigue un pequeño relato de Frenando Cho, un mexicano estudiante de intercambio en la UEM, sobre su experiencia: http://www.4shared.com/file/Vb9OnDnp/USER0006_1.html

Si por si acaso tienes la  oportunidad de visitar Sao Paulo, el restaurante Fogo de Chao (www.fogodechao.com.br) es considerado el mejor  de rodízio del país y posee una gran red de cadenas en el extranjero.

Anuncios