El bailaor granadino Rafael Amargo no representa una nueva promesa, lo sé. Pero sí se ha lanzado a construir una nueva fusión del flamenco, algo de lo que hablé en una de mis pasadas entradas.

El Palacio de los Córdova acogió el espectáculo Redbull Flamenco Flatland, una cita que fusionó lo mejor del arte de Rafael Amargo con la genialidad de cinco raiders sobre su BMX.

Es habitual ver como el flamenco ha experimentado fusiones en los últimos años. El primero que revolucionó los escenarios fue Pitingo, con la fusión flamenco-soul. Pues bien, esta vez ha sido el turno de este gran bailarín.

Pocas veces en la vida se puede ver cómo es y cómo suena un taconeo flamenco sobre las ruedas de una bicicleta, y además, con el lujo de tener la Alhambra como telón de fondo. La experiencia original e innovadora pudimos verla en Granada gracias al bailaor granadino Rafael Amargo y a cinco de los mejores deportistas de Flat (deporte urbano que consiste en hacer trucos en una bicicleta BMX sin poner los pies en el suelo).

El Palacio de los Córdova se llenó de amantes de los ritmos urbanos y del flamenco más puro. Sobre el tablao, los asistentes pudieron ver en directo a figuras del arte urbano con maestros de la talla de Rafael Amargo.
Los espectadores quedaron alucinados con la destreza, el equilibrio y las piruetas imposibles realizadas. Disfrutaron del arte de Amargo y sus compañeros de danza, disfrutaron de la experiencia, de la fusión de ritmos, de los toques flamencos y las piruetas más creativas sobre las ruedas de unas bicicletas.
La experiencia, se repetirá en otros puntos de España asi que estar atentos para no dejar escapar esta oportunidad de ver la mejor fusión entre flamenco y ritmos urbanos.
Anuncios