Esta semana hablaré de lo que se habla en la calle y que ha ocupado grandes espacios en la prensa de nuestro país, un tema polémico que ha creado controversia y diversidad de opiniones. El periodista español Manolo Lama está viviendo una de sus peores pesadillas en su profesión. Aunque muchos sepáis el porqué pondré en antecedentes a los pocos que no se han enterado…

La semana pasada el periodista madrileño se trasladó a la ciudad de Hamburgo para cubrir la final de la Europa League y allí comenzó su pesadilla. Su “metedura de pata” al dirigirse de forma humillante a un mendigo que había en la calle le ha costado muy caro. Lama y Cuatro (la cadena para la que trabaja) han pedido disculpas; pero para muchos ha sido peor el remedio que la enfermedad. No han aceptado el perdón del periodista y ya hay gran cantidad de ciudadanos que piden su despido por falta de sensibilidad y chulería con un pobre de la calle. El revuelo social ha sido tan sonado que el Ministerio de Industria ha abierto un expediente informativo a Cuatro como paso previo a una posible sanción que podría llegar a un millón de euros. Y Opel, patrocinador del espacio de Deportes donde se emitió el vídeo, también ha pedido explicaciones. 

Desde aquí quiero decir que estoy de acuerdo con que Lama se equivocó. No hay cosa peor que querer hacer gracia y no conseguirlo. Y está vez Manolo se ha pasado de gracioso. Pero creo que se está exagerando el tema. Ya ha pagado y con creces lo que ha hecho. La lección ya está aprendida, no hagamos más leña del árbol caído. Y más en un país donde constantemente se cometen errores en los medios de comunicación y de mayor gravedad, y no se sanciona tanto al culpable.  Lama es un profesional, un icono en el periodismo deportivo de hoy en día. Puede gustarte más o menos, porque es un personaje que no deja indiferente a nadie en su manera de comunicar. Pero dejando a un lado la empatía o dispatía que se pueda tener hacia cierta persona, los amantes del deporte sabemos que Lama y su equipo de la Cadena Ser son los grandes de la radio y que “los Manolos” de Cuatro dan una cobertura al espacio deportivo en el informativo que no la da ninguna cadena. Es un enamorado de su trabajo y hace que la información deportiva sea mucho más emocionante. No quiero decir que por ser quien es no se deba castigar una actuación desafortunada pero no llegar al límite de querer apartarle de los medios. Ya hemos perdido al gran Paco González. No queramos cargarnos también a otro grande.

Este es el video donde Lama pide disculpas al día siguiente de lo acontecido en Hamburgo con el mendigo

Anuncios