Generalmente el objeto que se desea retratar en la calle se pierde entre el ruido visual que existe a su alrededor. Acércate al objetivo, y conviértelo en el personaje principal de tu cuadro. La fotografía urbana se trata de observar todo tu entorno,  a la gente, sus acciones, sus enlaces semánticos. Mantén tus ojos abiertos, tu mente activa y busca estas conexiones.

Creo que los grandes hallazgos de la fotografía, si bien muchos de ellos fueron tomados por profesionales, han tenido lugar en la fotografía urbana. Muchas veces las etnias, o situaciones particulares de algunas regiones, facilitan el trabajo de lograr impresiones increíbles con el solo pulsar el botón de la cámara.

Pero el ojo de quien esta tomando la todo requiere estar bien centrado en el objetivo, no importa si eres profesional o aprendiz, es la práctica lo que te hará que cada día encuentres más y más objetivos llamativos y emocionantes. No queda más que salir y comunicarnos con nuestro entorno, poner atención y dejarse llevar por nuestros sentidos.

Anuncios