En mas de alguna coacción hemos hecho caso omiso a las señales que prohiben realizar ciertas cosas, cosas que podriamos decir que no son grabes si no hacemos caso del letrero, es acaso como un acto de rebeldía? O es inconciencia de nototros al no poner atencion a lo que hacemos? No se trata de una cuestión de obediencia a las señales, sino, más bien, de coherencia de éstas, de ubicación y de percepción por parte de los receptores. Para averiguar qué pasa con las señales de tráfico, cómo las percibimos y, sobre todo, si las obedecemos, l

La solución que propone la mayoría de los usuarios es una mayor normalización de las señales y la eliminación de aquellas que son superfluas. Un poco más abajo te mostramos una galería de imágenes con las señales más absurdas que han podido recabar los responsables del informe.

En todo el mundo, el resultado de las personas que hacen caso omiso a los letreros de prohibicion en increible,  el 10 por ciento de los automovilistas no hace caso de las señales de tráfico. Esto supone que casi dos millones de conductores piensan que las señales no sólo no cumplen su función informativa y de seguridad, sino que, además, contribuyen, en ocasiones, a crear confusión.

También es preocupante que el porcentaje del de personas que no hace caso de las señales como prohibido fumar, prohibido tomar fotos, no tocar, etc.

Anuncios