Con más obstáculos que glorias, David Olea, más conocido como David Not Guilty ha sabido abrirse paso en la jungla de la industria musical.  Este joven cantante ha conseguido forjarse un camino dentro del  mundo del baile, un sueño que comenzó hace unos años y que ahora puede presumir de llevarlo a las espaldas. 
Consolidarse como uno de los mejores no es fácil, pero la multitud de fans que le arropan le hace brillar como una de las mejores promesas del funky en los últimos años.

Acompañado siempre de un gran equipo de baile, en sus inicios, el grupo NOT GUILTY? empieza a forjarse un camino como grupo de baile compuesto por Pedro Olea (Hermano de David), Javier Moreno (Javo) y unidos por el sueño de David, la pieza central del grupo.

La magia en las cosas surge cuando las emprendes con ilusión y dedicación, esta es la descripción del trabajo que David Not Guilty ha llevado en estos últimos años. Conseguir llevar a cabo tus ilusiones tiene un resultado positivo y para David ha sido crear un espectáculo de música y coreografía totalmente nuevo en el mercado Español.
Espectaculares coreografías, música, magia y la puesta en escena son el resultado de una filosofía de vida, una forma de sentir los ritmos, una manera de entender lo que nos rodea, una manera de cumplir un sueño y compartirlo con sus fans.
Su primer concierto en público fue en Alcorcón, Madrid. Allí se reunieron más de 10.000 personas y se vendieron los 1.300 primeros discos. ¿Acaso no es esto un sueño? Sí para alguien que no ha salido de ningún programa de televisión, que no es famoso y que es relativamente desconocido.
 
Desde joven David Olea persigue el baile y se presenta a festivales y concursos de baile, años más tarde decide crear su propio grupo de baile: Not Guilty?. Y como en todos los sueños, hay que dar pasos adelante para conseguirlos, por ello David decide hacer una maqueta y enseñar de lo que es capaz con las letras de sus canciones.
 

Finalmente en agosto de 2006 ‘Not Guilty?’ sale al mercado con la mayor parte de las canciones compuestos por David y con la adaptación del tema ‘Las reglas las pones tú’, compuesto por la artista canadiense Avril Lavigne. Muy pronto espera sacar otro trabajo al mercado y esperamos que así sea. Mientras, los alumnos de su academia de baile en Alcorcón, bailan a ritmo de Funky Not Guilty, de mano del mejor profesional.

Si de algo es ‘culpable?’ David es de ser un gran artista y de haber conseguido consolidar su carrera profesional como cantante y bailarín con dedicación, esfuerzo y trabajo.

Anuncios