Este año la calidad de las películas y los actores nominados ha sido increíble, no solo se ha apostado por nuevos talentos, como la protagonista de “Precius”, una chica de Brooklyn que nunca había pensado llegar tan lejos, aunque no se llevó su estatuilla, su interpretación es increíble; pero  también se ha apostado por nuevas técnicas  y efectos especiales jamás soñadas hasta hoy .

Después de los premios Bafta, muchos empezábamos a pensar que esto podía pasar, la película “En tierra hostil”, nominado a su vez a 9 Oscars, ha arrasado en la ceremonia adelantándose a la favorita de la noche Avatar y llevándose 6 premios incluyendo al de mejor película y mejor director.

Kathryn Bigelow, ha sido la autentica ganadora de la noche más esperada para los amantes del cine, la directora competía con su ex marido James Cameron por mejor película, la primera mujer en llevarse la estatuilla ha mejor dirección.

En la cinta la directora nos propone una increíble inmersión en la guerra de Irak, esta ciudad sumida en el caos y la desesperación, donde un grupo de artificieros americanos se encarga de desarmar bombas colocados en cualquier lugar.

El objetivo de la directora, según ella: “ha sido crear una experiencia lo más autentica, realista y detallista posible”, por ello la película fue rodada en Oriente Medio y trabajaron con actores iraquíes; de este modo ha conseguido mostrar la crudeza de cómo cada día hombres arriesgan su vida.

La gran perdedora ha sido sin duda “Avatar” con una inversión de 2.559 millones de dólares obtenidos en taquilla, es ya el que ha ingresado más dinero en toda la historia; la gran triunfadora se produjo con un presupuesto de diez millones de dólares y ha recaudado, de momento, quince.

No por ello la cinta se ha librado de las críticas, algunos acusan a Bigelow de incorrecciones fatales y de haber exagerado aspectos de la tarea de los artificieros. Consideran que el protagonista habría durado poco en Iraq, habría muerto, o sus superiores le habrían impedido desactivar bombas.

Un artificiero destinado en Iraq declaró al The Chicago Tribune tras ver la película: “Mi interés es volver a casa vivo, yo y los miembros de mi equipo, con las extremidades en su lugar. Hay demasiado John Wayne y rollo cowboy”.

Anuncios