La colonización del territorio brasileño por los europeos representó en gran parte la destrucción física de los indígenas, que habitaban Brasil mucho antes de él ser sido descubierto por los portugueses, a través de guerras y esclavitud. La cultura indígena fue parcialmente eliminada por la acción de los portugueses que catequizarán y esclavizaron los indios.
Pese a ello, la cultura y los conocimientos de los indígenas sobre la tierra fueron determinantes durante el periodo da colonización, influenciando la lengua, la culinaria, el folclore y lo uso de objetos caseros diversos como la red de descanso. Uno de los aspectos más notables de la influencia indígena fue la llamada lengua general (Lengua general del Estado de São Paulo, Nheengatu), una lengua derivada del Tupí-Guaraní con términos de la lengua portuguesa que sirvió de lengua franca en el interior de Brasil hasta mediados del siglo XVIII, sobre todo en las regiones de influencia del Estado de São Paulo y en la región amazónica. El portugués brasileño guardián, de hecho, innúmeros términos de origen indígena, en especial derivados del Tupí-Guaraní. De manera general, nombres de origen indígena son frecuentes en la designación de animales y plantas nativos (jaguar, carpincho, ipê, jacarandá, etc.), además de sean mucho frecuentes en la toponimia por todo el territorio.
La influencia indígena es también fuerte en el folclore del interior brasileño, pueblo de seres fantásticos como el curupira, el saci-pererê, el boitatá y iara, entre otros. En la culinaria brasileña, la yuca, la yerba mate, el açaí,la jabuticaba, innúmeros pescados y otros frutos de la tierra, además de platos como los pirões, entraron en la alimentación brasileña por influencia indígena. Esa influencia se hace más fuerte en ciertas regiones del país, en que esos grupos habían conseguido mantenerse más distantes de la acción colonizadora, sobre todo en porciones de la Región Norte de Brasil.La imagen que esta arriba muestra una india brasileña con su hijo en el regazo.

About these ads